En todas las estaciones del año estás tú.

Eres verano
y esa sensación de que te suden los pies
teniéndolos completamente helados,
a treinta y cinco grados.

Eres invierno
y ponerte dos jerseis, cuatro camisetas, gorro y bufanda
y seguir teniendo frío.

Eres primavera: lluvia, sol

lluvia

sol.

Eres los incendios forestales en el mes de agosto.

Y el color verde
y el gris.
Verde y gris.

Eres,
Tú.
Tú eres.
En cualquier estación.

Ese picor en la planta del pie,
así, de repente
sin saber por qué,
pero que por mucho que rascas
no termina de desaparecer.

Rasco, rasco, rasco.

Vete, vete de una vez.

Maldita sensación

de todos los meses del año.

 

Advertisements