Search

Palabras perennes de emociones pasajeras

Lucía Sandí

Sometimes, now.

Sometimes I want to be be told, sometimes I want to be driven into whatever it is that you want; because sometimes I just want to     stop. Sometimes I don’t want to think     at all. I want to... Continue Reading →

Advertisements

Sobre la semana del 20 de noviembre. Viaje a Lausanne, lección de vida express y tardes en cafeterías de Ginebra.

He salido de casa con una libreta y un bolígrafo para escribir. Tengo que salir de casa porque allí es imposible. Incluso estando sola en absoluto silencio. No puedo. Entro en un estrés instantáneo tan solo al pensar que de... Continue Reading →

Diario de una outlander. Suiza.

Irse. Habitación nueva. Nueva rutina. Rutina que no parece tal cosa, porque las cosas te parecen nuevas cada día. Todos los martes y jueves marcho a la ciudad a las 10am. Eso no significa que me levante y me vaya,... Continue Reading →

Más de lo mismo.

Masoquismo del bueno. Soy masoca perdida Yo tropiezo mil veces con las piedras que más duelen y miro atrás pensando en el momento en el que mi dedo meñique rozó la piedra, que fue el más doloroso, y sonrío. Masoquista.... Continue Reading →

Dejemos de lado esas ganas de romanticismo de los días grises.

  Mejor te hablo otro día, cuando no cuando me apetezca tanto. Cuando no tenga puestas las canciones de Bon Iver en repeat  y no me sienta tan bien mirando un cielo gris. Mejor hablamos otro día en el que... Continue Reading →

En todas las estaciones del año estás tú.

En todas las estaciones del año estás tú. Eres verano y esa sensación de que te suden los pies teniéndolos completamente helados, a treinta y cinco grados. Eres invierno y ponerte dos jerseis, cuatro camisetas, gorro y bufanda y seguir... Continue Reading →

Mi enfermedad post-vacacional tiene nombre y apellidos.

Solsticio de invierno, ¿monotonía? A veces el cuerpo te pide rutina. A veces pide caricias repetidas día tras día. Sin más, porque sí. ¿Por qué no? Si es invierno, y hace frío. Y es que a veces una fría y... Continue Reading →

El hombre rayo – ese que te parte por la mitad y luego siempre te mira a los ojos.

Tormenta de verano, te olvido con alguien que quiere mejor que tú. Amanecer de invierno poco conocido pero que seguro gasta igual de dinero en libros que en alcohol, y no solo colecciona botellas y corazones rotos. ¿Hace cuánto que... Continue Reading →

Un poco más de sal y menos azúcar.

Tiene cojones. Que quererte sea tan jodidamente complicado y aun así lo siga intentando. A mi se me quiere fácil, dices. Pero nunca te has quedado. Te vas y luego... siempre silencio. Pero nada es permanente contigo, ni tus idas ni tus... Continue Reading →

Blog at WordPress.com.

Up ↑